La importancia de mirar

Vuelvo después de mucho tiempo sin actividad… ¡mis disculpas!

Empezaré con un tema del que hemos hablado muchísimas veces… la importancia del trabajo ajeno. Como ya sabemos, podemos tener todo el instinto del mundo y entender nuestra cámara mejor que nadie, pero nuestro ojo debe ser entrenado y por mucho que leamos y disparemos es muy necesario ver fotos. Pero muchas veces quizá no sepamos dónde mirarlas… hoy os enseño varios sitios donde podéis observar día a día el trabajo de otros fotógrafos, tanto profesionales como en potencia, y que no solo nos servirá para ayudarnos a domar nuestro ojo fotográfico, sino que son toda una fuente de inspiración. Yo cada mañana dedico más o menos una horita después de leer el periódico para perderme por estos portales llenos de talento e imaginación.

Hay que decir al respecto que yo considero que “copiar” es totalmente lícito, siempre y cuando se atribuya la idea a quien le pertenece. Por ejemplo, si hemos seguido un tutorial de otra persona sobre cómo hacer una foto o un foto montaje… no nos cuesta nada poner debajo de quién era ese tutorial. No me refiero en absoluto a coger una foto de otra persona y decir que es nuestra, ¡cuidado! porque eso no es en absoluto defendible, me refiero a imitar. Nunca a robar, ni siquiera ideas. Quien necesita robar ideas, debería ir dedicándose a otra cosa. Vamos a aprender muchísimo intentando “imitar” las fotos de otros o, simplemente, intentando hacerlas parecidas e imitando su estilo para acabar encontrando el nuestro… ¡o sea que adelante!

INSTAGRAM

Poco más se puede decir de esta red social que no se haya dicho ya… o que no hayamos dicho aquí. Yo recomiendo siempre a todos los que se quieren iniciar en la fotografía que se hagan una cuenta, sobre todo ahora que funciona también en Android. Lejos de lo que era al principio, Instagram se ha convertido en una enorme red llena de usuarios que suben a diario infinidad de fotos de su día a día desde todos los rincones del planeta. Gracias a esto, podemos enriquecernos con todo tipo de estilos de fotografía y edición… y todo desde el teléfono móvil.

BLOGS

No sólo el famoso ‘Tumbrl’ sirve para ir acumulando las fotos que la gente encuentra en Internet… muchos también lo hacen en sus blogs. Yo suelo meterme a mirar dos, principalmente, que se dedican a subir fotografías antiguas y que nos sorprenderá ver: Fuck Jerry y YoHeVistoCosasQueVosotrosNoCreeriais.

Extraída de yohevistocosasquevosotrosnocreeriais.com

PINTEREST

También hemos hablado de Pinterest y ya sabemos en qué consiste… además tiene una ventaja enorme: las categorías. Podemos explorar las fotografías según nuestros gustos, así descartaremos muchas cosas que no nos interese ver.

Extraída de Pinterest.com

BANCOS DE IMÁGENES

Estos son una especie de mezcla entre las redes sociales como Flickr y las plataformas como Pinterest. Son como un tablón de esta última, pero que no hace una sola persona, sino que cada cual va aportando lo que encuentra por ahí. Lo mejor de todo es que su actualización es constante y podemos encontrar también cosas de todo tipo, desde fotografías antiguas hasta foto montajes, verdaderas obras de arte de diseño gráfico, etc.

Yo suelo visitar Piccsy y Image Spark.

Imagen extraída de Piccsy.com

REDES SOCIALES

También hemos hablado de 500px y Flickr… pero más allá de ser perfectas para compartir y dar a conocer nuestros trabajos, también son excelentes para ver los de los demás. En ambas plataformas hay trabajos que quitan el aliento, igual que fotografías amateur que nos ayudarán a aprender mucho. Además, igual que con Instagram, existe el factor “interacción”, gracias al cual podemos solucionar muchas dudas preguntándole directamente al autor de la foto o recibiendo consejos de otras personas de cómo podemos mejorar las nuestras.

Lady of the deep – Jacques de Vos (500px)

PÁGINAS ESPECIALIZADAS

Profesionales de la fotografía y el fotoperiodismo o agencias, como National Geographic o Reuters.

NatGeo Wild

Anuncios

Modelos de cuatro patas: fotografiando animales

Cuando uno es fotógrafo en potencia cualquier cosa le parece fascinante… y puede pasarse horas y horas fotografiando un simple tornillo. Pero va pasando el tiempo y empieza a picarnos la curiosidad por ampliar fronteras.

Algunos se interesan por la macro, otros por los paisajes, etc. y muchos otros deciden decantarse por el retrato. Hay mucha gente que defiende que el retrato es una de las técnicas más complicadas en la fotografía porque depende de demasiado factores… pero no es cierto. El retrato es igual de fácil o complejo que el resto de las disciplinas. Cada una tiene sus cosas y no se pueden comparar.

National Geographic Photography

Pero lo que sí que es cierto es que lleva tiempo aprender a hacerlo correctamente y definir nuestro propio estilo.

Es importante que leamos, miremos y practiquemos muchísimo antes de hacer ningún retrato por encargo (no tiene por qué ser un book remunerado, simplemente alguien que nos pida que le hagamos una foto para utilizarla laboralmente o una pareja que quiera adornar su salón) porque podemos cagarla pero bien.

La fotografía de animales no consiste solamente en retratos… pero sí es cierto que podemos practicar y aprender mucho con nuestras mascotas en materia de iluminación y composición. También se aplica en el caso de la macrofotografía, etc.

Fotografía de Tou Yun-Fei, fotógrafo de animales

¿Que no tenemos perro? No es ningún problema. Podemos utilizar cualquier tipo de animal o insecto, sea nuestro, de un amigo o simplemente que nos encontremos en la calle… los parques están llenos de pájaros, perros, gatos, ardillas y todo tipo de animales.

Organiza tu equipo

Tanto como si vas a hacer una sesión como si vas a improvisar en la calle, es necesario que sepas bien qué es lo que quieres hacer. De ello depende la selección del objetivo y los instrumentos de iluminación, etc.

No vas a usar lo mismo en el salón de tu casa a las 17h que en la calle a las 11 de la mañana.

Los animales no se paran

Trabajar con animales es como trabajar con niños… ya decía Hitchcock que no debía hacerse.

Un gatito que me encontré por Madrid

Nunca se van a parar a posar y probablemente se aburran en seguida (eso si conseguimos que se sienten en algún momento). Al igual que con los niños, debemos aprovechar esa “actividad” en vez de frustrarnos porque no paran quietos.

¿La luz? Natural, gracias

Hay muchos fotógrafos que hacen retratos verdaderamente impactantes de los animales. Montan un estudio profesional y disparan, consiguiendo fotos que hacen que las poses sean muy humanas.

Pero no hace falta que usemos una iluminación especial para hacerle fotos a nuestras mascotas, muchas veces podemos aprovechar la luz natural para hacerlo un poco más cálido y darle un aspecto que no quede tan “humano”.

Y sobre todo… ¡hay que acordarse de evitar el flash! Si ya el ruido del disparador suele molestar a algunos animales, la luz del flash es para ellos un fogonazo muy molesto.

¡Que te agaches!

Al igual que con los niños, hay ocasiones en las que un picado o un contrapicado le da a la foto un efecto impresionante… pero sobre todo si estamos haciendo un retrato o queremos que se vea bien la cara y la “expresión” del animal, es mejor ponerse a su altura… aunque a veces nos llevemos algún lametón.

No solo valen los peludos

También podemos elegir hacerle fotos a los insectos. En este caso necesitamos un buen objetivo macro… o un teleobjetivo, pero ¡cuidado con el estabilizador!

Esta abeja la saqué con un objetivo 55-200mm

La mayoría de las veces necesitaremos un trípode y muchísima paciencia, cuidar bien el fondo, el encuadre… ¡y enfocar manualmente!

National Geographic Photography

Animales de safari

Existe la oportunidad de hacer un safari fotográfico… pero eso no está al alcance de todos. ¿Qué podemos hacer entonces?

Podemos visitar el zoo, por ejemplo. Hay que echarle mucho ojo y paciencia, pero podemos conseguir retratar a los animales en “su salsa”.

Mucho cuidado con el objetivo (mejor un teleobjetivo), con no saltarse las normas al acercarse y con el enfoque. Hay que recordar lo que pasa cuando se hacen las fotos a través de un cristal