Proyectos fotográficos anuales

En enero siempre nos entran las ganas de cambiar… “Año nuevo, vida nueva”, pero normalmente solemos hacernos los mismos propósitos año tras año (ir al gimnasio, dejar de fumar, tirar los trastos, aprender inglés…) y quizá no hayamos valorado ningún buen propósito como fotógrafo en potencia para 2013.

No se trata de proponerse sin más ser mejor fotógrafo, sino fijarse unas metas definidas. Para esto hay que ser realista y tener bastante claras nuestras carencias y nuestros objetivos. Puede que queramos aprender a usar Photoshop o alguna herramienta de procesamiento que no dominemos, centrarnos más en un estilo concreto o simplemente retomar la fotografía o ser más constantes porque tenemos la afición un poco abandonada… sean cuales sean, una buena forma de conseguirlo es ponernos a nosotros mismos un reto fotográfico que nos obligue a cumplirlo.

Todos hemos oído hablar de los proyectos 365, que consisten tomar una foto diariamente durante todo un año. Muchos aficionados lo hacen y en redes como Flickr o 500px encontraremos infinidad de usuarios que lo han llevado a cabo (y algunos más de una vez) donde podemos ver la eficacia que tiene hacerlo. Al obligarnos a nosotros mismos a hacer una foto al día, también nos estamos obligando a mejorar, a ser más creativos y a esforzarnos cada vez más.

Pero no son las únicas iniciativas fotográficas que existen, también hay quienes hacen un proyecto de 52 semanas. Tomarse la molestia de hacer una fotografía al día (con su correspondiente planificación, la toma, el procesamiento y/o retoque, subirla a nuestro blog, etc.) no es un lujo que todos el mundo pueda permitirse. A veces no tenemos los medios, el tiempo o simplemente las ganas para hacerlo y es mejor no empezar algo que sabemos que vamos a dejar a medias. De ahí nace la alternativa de esta otra opción, muy recomendable también: haremos una foto semanalmente, todos los días de la semana.

Yo, por mi parte, he empezado un 52 semanas… ¡suerte a todos los que hagáis un proyecto nuevo este 2013!

1/52  Conversation with self

1/52 Conversation with self

El apetito de fotografía

Hace tiempo decíamos que es importante que nunca te aburras en casa. Hablábamos sobre lo importante que es la práctica y todo lo que nos puede ayudar en muchas ocasiones practicar en casa cuando no vamos a salir a la calle. Y en casa no solo encontramos cartas, juguetes, libros, etc. También hay comida.

Y es que la comida es un recurso muy bueno para fotografíar, da mucho juego y podemos aprender mucho sobre enfoque, profundidad de campo o composición… Además podemos practicar con las series haciendo nosotros mismos una receta, desde que están los productos crudos hasta que el plato está preparado, con su correspondiente proceso.

Os enseño un par de fotografías de mi blog de foto recetas:

Fotógrafos a los que admirar: El maravilloso mundo de Joel Robison

La imaginación no es solo cosa de poetas y dramaturgos, de pintores y diseñadores. Todas las actividades artísticas precisan de ella y, desde luego, la fotografía no sería lo mismo sin la imaginación.

Tengamos más o menos, no deberíamos dudar nunca en usarla. ¿Crees que tú no tienes? Si alguien no es imaginativo, se nota en seguida en sus fotos… son todas “las típicas”, una copia de estilos ajenos. Si no es tu caso, enhorabuena. Si lo es… ¡rompe con ello!

Normalmente no somos imaginativos por miedo. Miedo a no conseguir lo que queremos, a parecer raros, a no gustar… pero, por mucho que cueste, debemos animarnos a probar, aunque al principio no consigamos demasiado.

Un ejemplo perfecto de imaginación es el fotógrafo canadiense Joel Robison. De su trabajo se pueden decir millones de cosas, pero quizá la más acertada sea que quita el aliento.

Se define a sí mismo como un fotógrafo autodidacta que usa su cámara y su ordenador para crear arte. Si vemos sus fotos, comprobaremos que durante los últimos años ha estado haciéndose autorretratos. Fotos de sí mismo que le han servido para poder experimentar y mejorar nuevas técnicas. Y lo que ha conseguido es simplemente maravilloso.

Disfrutad de su mundo:

 

También podéis ver su trabajo en su cuenta de Flickr, su página de Facebook, su Portfolio, o su blog de WordPress (donde enseña cómo hace alguna de sus fotos)